España dice NO a los Transgénicos, por fin…

03/02/2009

Greenpeace considera que la votación de hoy en el Consejo de Ministros de Medio Ambiente de la Unión Europea (UE) representa una gran victoria para el medio ambiente, los agricultores y los consumidores de toda la UE.
Los ministros de la UE han rechazado masivamente la propuesta de la Comisión Europea de pedir al Consejo que forzase a determinados estados miembros a cultivar transgénicos. Más de 20 países han votado en contra de la Comisión, entre ellos España, que ha dado un giro a la actual política a favor de los transgénicos.

Con este resultado, Hungría puede mantener su prohibición al cultivo del maíz de Monsanto MON 810. Asimismo, Austria puede seguir prohibiendo el cultivo de este mismo maíz y de otro de Bayer, el T25.

arbol

“Por cuarta vez los países de la UE tiran por tierra una propuesta de la Comisión de dinamitar las moratorias nacionales, claros ejemplos de la soberanía de los estados”, ha afirmado Juan-Felipe Carrasco, responsable de la campaña de transgénicos de Greenpeace.

Recientemente las autoridades científicas de Austria y de Hungría han aportado nuevas evidencias de los impactos de los transgénicos para apoyar y legitimar sus moratorias. Por ejemplo, el maíz MON 810, único transgénico autorizado actualmente en la UE y cultivado en España, tiene un elevado potencial de daños al medio ambiente.

Greenpeace considera que la protección del medio ambiente y de la salud pública deben ser siempre prioritaria con respecto a los intereses financieros e industriales de un grupo de multinacionales. Es importante recordar que España sigue siendo el único país de la UE que cultiva transgénicos a gran escala. Es más, el Gobierno de España toleró la presencia de 80.000 hectáreas (ha) de maíz MON 810 en nuestros campos (1), el mismo cuya prohibición ha apoyado hoy.

“Es fundamental para el futuro de los ciudadanos y del medio ambiente que esta decisión española en la UE sea ahora coherentemente trasladada a la política nacional de transgénicos, se prohíba el cultivo en España y podamos sentir que nuestro Gobierno abandona la senda de las transnacionales biotecnológicas y apuesta definitivamente por sostenibilidad y la seguridad alimentaria” ha concluido Carrasco.


Voces unidas en contra de los transgénicos en España

02/18/2009

Vandana Shiva, premio Nobel alternativo, pide al Gobierno español que abandone su apoyo a los transgénicos, Organismos Modificados Genéticamente (OMG)

“Los transgénicos no son la solución al hambre. El futuro de la alimentación no pasa por el control de las multinacionales, que actúan como dictadores de lo que comemos y cultivamos, sino porque las semillas permanezcan en manos de los pueblos”, así de contundente se ha mostrado la premio Nobel alternativo Vandana Shiva durante su visita a Madrid.

Shiva ha participado, junto con Amigos de la Tierra, COAG, Ecologistas en Acción y Greenpeace, en la presentación de una nueva lista de adhesiones a la Declaración de la Sociedad Civil contra el uso de transgénicos en la agricultura y la alimentación1 Este documento cuenta con el apoyo de una gran representación de la sociedad. Desde que hace un año se presentase la anterior edición, la oposición social ha ido en aumento. Ya son más de 450 investigadores, docentes universitarios, organizaciones profesionales agrarias, asociaciones ecologistas, de consumidores, de productores de agricultura ecológica, ONG de desarrollo y entidades privadas las que se han sumado a este manifiesto.

A través de este documento, se denuncian los graves peligros de los transgénicos para la biodiversidad y para la salud. El creciente rechazo social evidencia que los transgénicos son una cuestión que afecta al conjunto de la sociedad. Si bien el mundo tecno-científico es una parte importante del debate, es el conjunto de la sociedad quien debe tomar las decisiones que afectan a la agricultura, la alimentación, las aplicaciones de los transgénicos y el derecho a producir y consumir en libertad.

“Este documento debe servir para que el Gobierno de España, que dice tener políticas progresistas y a favor de la sociedad, tome nota de la abrumadora oposición social a los transgénicos y modifique sus políticas que solamente benefician a las corporaciones agro-biotecnológicas”, ha declarado Vandana Shiva, escritora y científica, premio Nobel alternativo por su labor en defensa del medio ambiente y los derechos de las mujeres en la India. “El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino debe reconsiderar su apuesta transgénica y orientar la agricultura española hacia soluciones realmente progresistas y modernas, ambiental y socialmente sostenibles, como la agricultura ecológica” ha añadido.

Mientras los mayores productores de maíz de la UE han prohibido el cultivo de transgénicos, basándose en numerosos estudios científicos sobre sus impactos ambientales y sanitarios, España sigue siendo el principal productor de maíz transgénico de la UE. En 2008 se cultivaron en España 80.000 hectáreas en una condiciones de absoluta falta de transparencia e incumpliendo de muchas de las normas comunitarias y nacionales. Además, el Gobierno de España se encuentra en el pequeño grupo de países que está ayudando a la Comisión Europea a obligar a los estados miembros a levantar sus prohibiciones y a cultivar transgénicos.

“España no debe ser cómplice de la pérdida de biodiversidad que suponen los OMG”, ha concluido Vandana Shiva.

Fuente Ecoticias


Campos experimentales de Transgénicos

01/20/2009

Fuente; Amigos de la  Tierra

Amigos de la Tierra denuncia que el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino ha sacado a información pública 11 solicitudes de campos experimentales de maíz transgénico de las empresas Monsanto, Pioneer y Procase en un total de 67 municipios de todo el país [1]. Entre estas solicitudes, se encuentran las de nuevos ensayos al aire libre con transgénicos con demostrados daños a la salud. La liberación al medio ambiente de transgénicos experimentales supone un grave peligro para el medio ambiente y la salud pública. Y seguir experimentando con maíces modificados genéticamente con potenciales daños para la salud no tiene justificación posible. Amigos de la Tierra ha presentado alegaciones a todas las solicitudes para que sean denegadas.

Un año más, las multinacionales de los transgénicos han solicitado realizar ensayos con transgénicos en campos experimentales al aire libre. 67 municipios de Andalucía, Aragón, Castilla – La Mancha, Castilla y León, Madrid, Extremadura, Navarra, Galicia y Cataluña pueden albergar nuevos ensayos de organismos modificados genéticamente cuyos posibles daños para la salud y el medio ambiente no han sido evaluados en una superficie total de más de 500.000 metros cuadrados.

David Sánchez, responsable de agricultura y alimentación de Amigos de la Tierra afirmó: “Se ha demostrado muchas veces que es imposible controlar la dispersión del polen de estas plantas transgénicas, que pueden contaminar cultivos destinados a la alimentación incluso a kilómetros de distancia. El riesgo para la salud pública es evidente.”

Una de las variedades de maíz transgénico para las que se ha vuelto a solicitar autorización (NK603xMON810) ha sido el centro de la polémica los últimos meses al haberse descubierto que su consumo plantea graves riesgos para la salud. Un estudio, patrocinado por el Gobierno de Austria, concluyó que los ratones alimentados con este maíz transgénico tuvieron menos descendencia que los alimentados con maíz no transgénico. Y que este efecto se puede atribuir a la diferente alimentación.

“Intentar seguir cultivando variedades con demostrados daños a la salud es una muestra más de la poca ética de estas empresas. Y sería una irresponsabilidad imperdonable por parte del Gobierno seguir favoreciendo los intereses de estas multinacionales por encima de la salud pública y autorizar estos nuevos ensayos” añadió Sánchez.

 


transgénicos en España

01/14/2009

Transgénicos un tema muy resbaladizo para los gobiernos, que no están haciendo nada por levantar la columna de humo que existe sobre el impacto que causan a agricultores, medio ambiente y consumidores.

España es el único país que cultiva transgénicos a gran escala, con  80.000 hectáreas de maíz modificado genéticamente. Cultivo que ha sido prohibido en siete países europeos basándose en “evidencias científicas que muestran sus impactos ambientales, la imposibilidad de proteger a la agricultura ecológica y convencional de la contaminación y la falta de estudios sobre sus riesgos sobre la salud”.

Entiendo que las empresas que controlan las semillas, forma de cultivo y los muy lucrativos pesticidas no quieran que sepamos los efectos que causan estos cultivos,

Pero que beneficio aporta a nuestro país? Por que nuestros gobiernos se aferran a defender este tipo de cultivo?

 

Los defensores de cultivos a gran escala de transgénicos alegan que pueden ayudar paliar el hambre. Las compañías Biotech han prometido que ingeniería genética podría producir cosechas con rendimientos muy altos, pero aun no han logrado producir estos resultados. Estas promesas son solo especulaciones, la realidad es muy distinta,  algunos estudios incluso han demostrado un rendimiento menor en cultivos.

En el 2008 tres provincias productoras de cultivos transgénicos, realizaron un estudio durante un periodo de tres años, científicos encontraron un incremento de producción del 11.8 por ciento – pero solo en una provincia que había sido afectada por una plaga muy severa. En las otras dos provincias que no sufrieron plagas tan severas  no se pudo detectar un aumento en la producción. Estos estudios no incluyeron comparaciones científicas entre las isolineas de cultivos tradicional y de transgénicos. Los estudios fueron realizados por empresas no independientes, los resultados que dieron son los que un puñado de grandes empresas querían escuchar.

Agricultores y ecologistas siguen la cruzada contra estos cultivos, la presión pública puede ser que sea lo único que puede llevar a cambiar la situación actual,

Desde aquí seguiremos hablando más sobre este tema


Los ministros Europeos de Medio Ambiente reconocen los riesgos de los transgénicos

01/08/2009

Agricultores y ecologistas celebran que los ministros Europeos de Medio Ambiente reconozcan los riesgos de los transgénicos

greenpeace

Greenpeace

COAG, Greenpeace, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción y Plataforma Rural valoran positivamente el llamamiento para mejorar la evaluación de riesgos de los cultivos transgénicos, el reconocimiento del derecho a declarar zonas libres de transgénicos y que España haya tenido que aceptar investigar los impactos socioeconómicos pese a su oposición inicial

Agricultores y ecologistas consideran positivo el paquete de medidas aprobadas por el Consejo Europeo de ministros de Medio Ambiente de los 27 la semana pasada en el que se enfatiza la necesidad de mejorar las investigaciones y los estudios sobre los peligros para el medio ambiente del cultivo o el uso de los Organismos Modificados Genéticamente (OMG) con la participación de científicos independientes. La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), Greenpeace, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción y Plataforma Rural, exigen a las autoridades comunitarias que se suspendan todas las autorizaciones de nuevos transgénicos en Europa hasta que Comisión Europea y la  Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, en sus siglas en inglés) no apliquen correctamente estas nuevas medidas.

 

Nos satisface el emplazamiento a la AESA para que mejore y revise cuanto antes la evaluación de las repercusiones a largo plazo de los cultivos transgénicos en el medio ambiente. En particular,  las consecuencias de los efectos sobre los organismos no diana, y los efectos en los hábitats naturales. El texto aprobado por el Consejo de Medio Ambiente considera también que es necesario estudiar las consecuencias sobre el medio ambiente de los herbicidas utilizados en los cultivos OMG tolerantes a los herbicidas y que las plantas transgénicas que producen plaguicidas (como el maíz MG que se cultiva en España) deben ser evaluadas de manera coherente con los procedimientos establecidos para evaluar los  productos fitosanitarios.

 

Asimismo, acogemos con satisfacción que se reconozca el derecho a las regiones y las comunidades locales para crear zonas libres de transgénicos, sobre todo en los casos de “ecosistemas frágiles”, para proteger la biodiversidad o para proteger los tipos agricultura que no utilizan transgénicos.  En consecuencia, animamos a las comunidades autónomas y otras entidades locales a ejercer ese derecho y  a solicitar su declaración como Zonas Libres de Transgénicos (ZLT).

 

Sin embargo, lamentamos profundamente que no se garantice que las semillas estén libres de contaminación transgénica, al renunciar los ministros a proteger las semillas convencionales y ecológicas al aceptar que se establezca un umbral de contaminación accidental  por transgénicos en las semillas. Estos límites mínimos atentan contra la libertad de elección de los agricultores y consumidores y  ponen en grave peligro el futuro de la agricultura en general y de la agricultura ecológica en particular.

 

Pese a la oposición de España, único país de la UE que cultiva transgénicos a gran escala, el Consejo ha solicitado un informe con las valoraciones de los países miembros sobre el impacto socio-económico de la liberación y puesta en el mercado de los transgénicos. Apelamos a la responsabilidad del Gobierno español en este tema, para que estudie por fin de forma seria e independiente estos impactos del cultivo y comercialización de transgénicos en nuestro país.

 

 


ambieAgricultores y ecologistas acusan al Gobierno de ocultar el impacto de los transgénicos en España

01/08/2009

Agricultores y ecologistas acusan al Gobierno de ocultar el impacto de los transgénicos en España

fuente: EP

La Coordinadora de Organizaciones Agrarias y Ganaderas (COAG), Ecologistas en Acción y Amigos de la Tierra acusaron hoy al Gobierno de intentar “bloquear” en las instituciones europeas la investigación del impacto socioeconómico de los cultivos transgénicos.

“El único país de la Unión Europea que cultiva transgénicos a gran escala no quiere que se evalúe sus impactos, como muestran documentos de la Comisión Europea filtrados hoy mismo”, apuntaron las tres organizaciones en un comunicado conjunto.

 

   Agricultores y ecologistas censuraron asimismo que los grupos parlamentarios de PSOE y PP rechazaran ayer en la Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca del Congreso una proposición no de Ley de ICV para declarar España como territorio libre de transgénicos, un rechazo con el que, en su opinión, “evidenciaron su apoyo a las multinacionales que dominan este sector”.

 

   “No podemos tolerar que el Gobierno intente que los impactos para la sociedad y para la economía agraria sean obviados en el proceso de aprobación de transgénicos”, declaró el responsable de Seguridad Alimentaria de COAG, Andoni García.

 

   Según datos de la organización agraria, en la campaña de 2008 se han cultivado 80.000 hectáreas de un maíz modificado genéticamente que ha sido prohibido en siete países europeos basándose en “evidencias científicas que muestran sus impactos ambientales, la imposibilidad de proteger a la agricultura ecológica y convencional de la contaminación y la falta de estudios sobre sus riesgos sobre la salud”.

 

   “Que el Gobierno del único país que cultiva transgénicos en Europa quiera ocultar sus impactos da mucho que pensar sobre lo que se quiere ocultar”, señaló el responsable de la campaña de los transgénicos de Greenpeace, Juan Felipe Carrasco, quien sugirió que el Ejecutivo “sabe perfectamente que no puede demostrar ningún beneficio de estos cultivos”.

 

   Por su parte, el responsable de Agricultura y Alimentación de Amigos de la Tierra, David Sánchez, consideró “bochornoso que además de ocultar a la UE los graves impactos de los transgénicos y la falta total de beneficios, se defienda su cultivo en España en contra de la opinión mayoritaria de la sociedad”.

fuente: EP